Atención viajeros, cuatro Parques Naturales en Colombia abrirán sus puertas en Semana Santa

Así lo dio a conocer el Ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, los parques están ubicados en los departamentos de Chocó, Norte de Santander, La Guajira y Huila.

  • Los Estoraques (Norte de Santander)
  • Parque Nacional Natural Utría (Chocó)
  • Parque Nacional Natural Cueva de los Guácharos (Huila)
  • Santuario de Fauna y Flora los Flamencos (Guajira)

“Es importante recordar que para acceder a estas áreas protegidas deben cumplirse los protocolos de bioseguridad establecidos por el Gobierno Nacional para evitar el contagio del covid-19. Se recomienda llevar su propio kit de tapabocas y, por ningún motivo, arrojar estos elementos en los Parques. Además, tener presente que está totalmente prohibido el ingreso de plásticos de un solo uso como bolsas, botellas, pitillos, envases, platos y cubiertos”, señaló el director de Parques Nacionales Naturales, Orlando Molano.

El Ministerio de Ambiente brinda las siguientes recomendaciones:

  • No arroje basura al mar, lo contamina y las olas siempre la devuelven. No se lleve la arena como recuerdo.
  • No importa cuánto tenga que caminar para encontrar una caneca donde arrojar su basura. Por favor, deje la playa o el bosque como quisiera encontrarlo la próxima vez que visite el lugar.
  • Por si no consigue una caneca cerca, lleve su propia bolsa de basura. No deje desperdicios de comida en la arena porque eso atrae moscas y aves carroñeras.
  • No capture ninguna especie de mar, ni cangrejos, ni estrellas, ni erizos. Esos ecosistemas son su hábitat, donde cumplen una función especial.
  • Las conchas de mar, los trozos de coral y las piedras porosas de las playas son fundamentales para el restablecimiento de estas, y, además, ayudan a prevenir la erosión costera. Déjelos donde pertenecen.
  • No compre artículos elaborados con productos naturales como conchas, fragmentos de coral o arena.
  • Denuncie a quien le ofrezca productos elaborados con tortuga carey o coral.
  • Denuncie a la línea 123 a quienes trafiquen, movilicen o comercialicen especies de nuestros bosques, de nuestra biodiversidad.