El arte de seleccionar, recolectar y comercializar

Una manera diferente de ganarse la vida

Los protagonistas de esta crónica son los recicladores, los encargados de realizar la recolección y selección de residuos sólidos.

QUE ONDA se dio a la tarea de ponerse en los zapatos de la señora Nury Figueroa integrante de la cooperativa Corresuntol, quien desde hace más de 3 años se ha destacado por ser una muy buena trabajadora. El equipo de QUE ONDA tuvo la oportunidad de ponerse el uniforme y los zapatos de los recicladores formales de la ciudad de Ibagué.

Desde las 4:00 de la mañana la señora Nury nos recibió en su casa y nos permitió conocer un poco de su día a día, mostrándonos todas las actividades que realiza antes de ir al trabajo como: cocinar, lavar la ropa y hacer oficio en su casa, entre otras.

A las 6: 30 de la mañana salimos a tomar el bus para poder llegar a la cooperativa, donde se nos asignó una ruta de recolección y nos enseñaron la diferencia de las rutas históricas, que son las que los recicladores informales utilizan, donde por lo general destapan las bolsas de basura y dejan los desperdicios en la calle y las rutas selectivas que son las que permite que los ciudadanos de los diferentes barrios de Ibagué tengan previamente separado el material reciclaje en sus hogares y negocio, así los recicladores pasan una vez por semana únicamente a recoger los residuos reciclables.

Nuestro recorrido empezó en el barrio Centro de la ciudad musical de Colombia y finalizó en el barrio Piedra Pintada, la recolección y selección de residuos sólidos fue productiva ya que la ciudadanía está informada de la importancia y la labor que realizan los recicladores.


En el primer recorrido la señora Nury recorrió almacén por almacén pidiendo el reciclaje y a su vez informaba sobre la importancia de su trabajo a los ciudadanos que aún ignoran el trabajo formal de los recicladores, mientras tanto su compañero que manejaba la moto la seguía y esperaba para separar los residuos sólidos.

Después de una larga jornada de trabajo nos disponemos a tomar un merecido descanso, ¿a dónde nos dirigimos? no hay un sitio específico para almorzar simplemente ahí donde nos encontrábamos en la esquina de una casa, la cual nos brindaba un poco de sobra; nos sentamos en el andén y sin alguna señal de molestia o disgusto nuestros amigos del planeta empezaron a sacar de sus maletas el almuerzo para compartir un momento tranquilo y descansar sus pies.

Posteriormente de un breve receso, seguimos en nuestra ruta y en el transcurso del día tenemos la oportunidad de evidenciar la gran cantidad de recicladores que desarrollan esta actividad de una manera informal, abordamos uno de ellos en compañía del director operativo de corresuntol Carlos Luna y le informamos de los beneficios que pierde al trabajar de manera independiente.

Va pasando nuestro día y llega la hora de verificar que la selección de los residuos sólidos se haya hecho de una manera correcta y así cuando nos dirijamos a las instalaciones de la cooperativa, el proceso de pesaje no tenga ningún contratiempo.

Al terminar la selección damos por terminado nuestro día de trabajo, por último la señora Nury Figueroa nos cuenta que gracias a haber ingresado a la Cooperativa ha adquirido beneficios que se ven reflejados desde los medios de recolección, uniformidad y garantías económicas que le ofrece la asociación Corresuntol, agradece la oportunidad de representar a todas estas personas que se dedican al reciclaje e indica que la labor de los recicladores debe ser digna, formal y decente.

Todo el equipo de trabajo de QUE ONDA aportó al desarrollo de esta linda crónica .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.