Incumplimiento de los protocoles de Bioseguridad en el transporte público de Ibagué

La Personería Municipal de Ibagué (e) comprobó incumplimiento de los protocolos de bioseguridad en buses y busetas que prestan el servicio de transporte público en la ciudad.

Francy Johanna Ardila, Personara Municipal, en compañía de su equipo y delgada del ministerio Publico, realizaron visitas a terminales de rutas urbanas en los barrios Boquerón, Cañaveral y Nueva Castilla, en donde encontraron situaciones que demuestran el incumplimiento de las medidas de bioseguridad para los buses de transporte publico en Ibagué, impuestos en la resolución 2475 de diciembre del 2020, del ministerio de salud del Departamento.

En la inspección realizada a buses y busetas adscritos a las empresas Logalarza, Cotrautol, La Ibaguereña, Expreso Ibagué, Flota Cámbulos y Translain, la Personería de Ibagué pudo evidenciar que a los usuarios del servicio se les está permitiendo el consumo de bebidas y alimentos al interior de los automotores, los conductores en su mayoría desconocían la norma y no se observaron avisos informativos que adviertan a los pasajeros sobre esta prohibición tal como lo estable la normativa del Ministerio de Salud y Protección Social.

También se encontraron fallas en cuanto a la limpieza y desinfección de los vehículos, debido a que la asepsia general de estos, se hace normalmente cada 4 a 5 días, a cargo de las empresas, y el lavado se realiza una o máximo dos veces al día, cuando según la norma, se debe hacer por lo menos 3 veces al día y al iniciar y terminar jornada.

Por otra parte, los conductores abordados en estas visitas coincidieron en afirmar que trabajan con una ocupación del 100% de la capacidad de los vehículos, permitiendo el uso de la totalidad de las sillas, otro aspecto que también va en contravía de la resolución 2475 de diciembre de 2020, la cual determinó que la ocupación máxima de los vehículos que prestan el servicio de transporte público será hasta de un setenta por ciento (70%) de su aforo disponible.

Algunos conductores manifestaron demoras de las empresas a las cuales están vinculados, para suministrar elementos de desinfección como gel o alcohol, que deben estar ubicados al ingreso y salida de los buses, también señalaron que en ocasiones son ellos quienes deben comprar estos elementos y reparar los dispensadores que son dañados por los usuarios; igualmente manifestaron demoras en la entrega de tapabocas los cuales en el mejor de los casos los reciben únicamente dos o tres veces al mes.

Luego de las irregularidades encontradas, la Personería de Ibagué requerirá a la Secretaría de Movilidad y Secretaría de Salud del Municipio con el fin de articular acciones que conlleven a garantizar un transporte Público con las medidas necesarias para evitar poner en riesgo la salud y la vida de los ciudadanos y de los operadores de este servicio.